TRADICIONALMENTE

INNOVAMOS SIN OLVIDAR LOS PROCESOS ANTIGUOS NI NUESTRO CARÁCTER MEDITERRÁNEO

El barro aporta calidez y autenticidad tanto en la elaboración como a la hora de presentar las comidas. Permiten una cocción lenta y una humedad justa en múltiples fuentes de calor, además no desprenden residuos tóxicos.
Todas nuestras piezas pueden utilizarse en vitrocerámicas y microondas, además de lavarse en lavavajillas.
Greixoneres, cazuelas, ollas, fruteros, aceiteras, cucharones, tinajas, jarras, todo hecho con tierra de Pòrtol y con medidas adaptables desde 10 cm a 70 cm.

COMO NIÑOS

La experimentación y la intuición es parte de nosotros. Disfrutamos con nuestro trabajo y a la hora de dar forma y color a una pieza también hay lugar para el juego, es donde reside la imaginación. No nos importa volver atrás en el proceso, repetir o descartar mientras que finalmente lleguemos a un buen resultado. La cerámica es nuestra pasión y nunca dejaremos de ser niños.

ONDAS DE AGUAS

Dibujamos aguas con diferentes saturaciones de color sin que lleguen a mezclarse, el efecto forma círculos concéntricos que recuerdan ondas de agua. El acabado es muy decorativo tanto en cerámica blanca como marrón y en particular el color turquesa da un aire especialmente alegre y mediterráneo.
¿Te atreves con él?

CUITA Y A TODO COLOR

Hemos dado una nueva dimensión a la vajilla rústica de barro marrón, dotándola de diferentes colores rompemos su uniformidad, la hacemos más decorativa ya que sabemos que los detalles son importantes en tu hogar. Podemos adaptar cualquier otra pieza a tu gusto: boles, vasos, tazas, ensaladeras, gira-tortillas, etc.

ARTESANÍA A MEDIDA

CUÉNTANOS TU IDEA, HACEMOS PIEZAS PERSONALIZADAS POR ENCARGO